El trayecto hasta aquí

personal

Soy mujer, tengo 43 a√Īos, mido 1,65 m y tengo un peso de 135 kg. Tengo una frustraci√≥n personal ‚Äúde mucho peso‚ÄĚ y esto es mi testimonio. – M.J.

 

Cuando salgo a la calle la gente me mira. Me encuentro muy cansada y no quiero hacer nada. Hasta el punto de no llevar a cabo actividades fuera de casa con mi familia. Simplemente por no sentirme bien.

Viene desde mi ni√Īez. Mi hermana y yo distanciamos poco en edad. pero siempre he sido yo la m√°s grande de constituci√≥n. La que m√°s pecho ten√≠a, la que desarrollaba antes y la que m√°s rellenita estaba. Mi familia sol√≠a llamarme: ‚ÄúGordi‚ÄĚ.

familia sol√≠a llamarme: ‚ÄúGordi‚ÄĚ.

Durante mi adolescencia, fue cuando tuve conciencia de que ten√≠a que poner soluci√≥n a mi sobrepeso. Comenc√© a llevar a cabo todo tipo de dietas y tratamientos naturales. Despu√©s de muchos a√Īos, ya adulta, consegu√≠ llegar a un peso normal de 75 kg. Me encontraba muy bien conmigo misma.

Hasta que al poco tiempo me quedé embarazada y empecé a coger muchos kilos de más. Los cuales no he sido capaz de quitar de ninguna manera. Siempre a dieta y nunca me sentía bien. Salía cada vez menos a la calle, comía más y de nuevo me sentía peor.

Ese pensamiento dolía mucho

Cuando sal√≠a de casa, notaba que la gente me miraba diciendo ‚Äú¬Ņpor qu√© no se pone a r√©gimen?‚ÄĚ. Como si yo quisiera estar as√≠… De hecho, hubieron personas que me preguntaban si yo no estaba viendo como me estaba poniendo. La gente se cre√≠a que estaba as√≠ porque quer√≠a. Ese pensamiento me dol√≠a mucho.

Empecé a investigar a través de Internet qué era el índice de masa corporal (IMC) Quería saber cuál era el mío y qué posibles soluciones habían. Sabía que algo tenía que hacer, pero no sabía a dónde acudir ni qué tratamiento era el más adecuado para mí.

Un día, mi madre y hermana llegaron a mi casa y me dieron la tarjeta del Centro Andaluz de la Obesidad. Tras meditarlo, decidí visitarlos y ponerme en manos de profesionales. Ellos encontrarían la solución más idónea para mí.

Al llegar a mi primera consulta, me recibió la directora Rocío Román Naranjo junto con el Dr. Ruiz Orellana. Ambos eran muy agradables. El médico primero ratificó mi IMC y luego me explicó los diferentes y posibles tratamientos que se podían llevar a cabo. Me indicó por mi historial médico, la mejor opción era una Cirugía Bariática.

..tuve claro que me iba a someter a esa operación

En ese momento tuve claro que me iba a someter a esa operaci√≥n, pues quer√≠a terminar con este problema y con este malestar. Seguido me entrevist√≥ la psic√≥loga del equipo quien valor√≥ mi estado psicol√≥gico y acud√≠ al m√©dico dietista. Ella me recomend√≥ que hiciese una dieta dos semanas antes de la intervenci√≥n quir√ļrgica, con el fin de disminuir un poco de grasa de la parte superior abdominal y as√≠ poder tener una mayor visi√≥n de mi est√≥mago el d√≠a de la misma.

Puedo asegurar que esa fue la dieta que menos trabajo me ha costado realizar, pues mi ilusi√≥n era mucho mayor que tener que privarme de ciertos alimentos y malos h√°bitos. Ahora estoy deseando ver el d√≠a de mi operaci√≥n. A ver si verdad lo que prometen. Quiero intensamente que cambia el rumbo de mi existencia y que ¬ęhoy sea el primer d√≠a del resto de mi vida¬ę.

Un beso,
M.J.